Imagen relacionada

Durante la saga de Harry Potter hubo muchos vuelcos en varios sucesos. Escenarios que se volvieron más usuales en las últimas novelas y films. Uno de los sucesos que más nos marcó fue la gran revelación de que el profesor de pociones de Hogwarts, Severus Snape, era un infiltrado entre las filas de mortífagos de Voldemort, papel que se tomó muy en serio para proteger al hijo de su gran amor Lily Potter, y de lo cual no nos dimos cuenta casi hasta el final de la saga.

Pero Snape tampoco no los puso fácil, desde el asesinato (estipulado) de Dumbledore, su unión a los mortífagos y su intrusión a Hogwarts, solo hizo que el odio de todos se intensificará hacia el príncipe mestizo. Pero durante Harry Potter: Las Reliquias de la Muerte 2, Snape nos muestra su auténtico objetivo.

En este último film de la saga, Harry les pide a todos en Hogwarts que se opongan contra Voldemort, esto obliga a que la profesora  McGonagall se enfrente a Snape en una batalla de hechizos. Es en esta escena donde podemos ver como Snape, desvía los hechizos de McGonagall contra los mortífagos que se encuentran detrás de él. Y es aquí donde podemos ver cómo una vez más este profesor de pociones cumplió con su objetivo sin que nadie se diera cuenta.