Muchas veces, y debido a algunos shows, animes y leyendas urbanas se cree que la gente en Japón puede llegar a ser xenofóbica, es decir siente un odio por los extranjeros. ¿Qué tanta verdad hay aquí?, pues la realidad es que no deberías creen en todo lo malo que se dice.

A ningún japonés le importaría tener a un estadounidense como jefe, aunque siempre es interesante ver la sorpresa en sus caras cuando se encuentran con alguien que sea su superior laboral.

“¿Japón es xenofóbico?”, puede sonar francamente sorprendente. Un blogger inglés, que vive, en Japón responde ante esta pregunta y dice que ya antes ha escrito sobre lo difícil que es distinguir la verdadera “personalidad” de un país cuando está lejos de ti, ya sea geográficamente o culturalmente, y visto desde el norte de América, Japón está muy lejos.

“Si me pidieran que les contara mi impresión de, digamos, Escocia, tendré muy poco para seguir, salvo algunas curiosidades históricas y referencias de la cultura pop, así que sería mejor mantener la mente abierta y leer sobre Escocia antes de formar una opinión”, comentó.

“Entonces, ¿Japón es xenófobo? Mi respuesta sería que todos somos humanos y tenemos cierta cautela con respecto a cosas que no nos resultan familiares. Dicho esto, Japón tiene una tradición muy bien desarrollada de recibir a los visitantes desde afuera, que se está saturando a medida que se acercan los Juegos Olímpicos de 2020”, agregó.

Eso sí, se agregó que el único momento en que podrían perder su famosa “cortesía” es cuando se enfrentan a un gran número de extranjeros con malos modales, como los chinos de la parte continental que hacen cosas como trepar  árboles de sakura en la primavera o no seguir los modales correctos en el baño.