El popular cantante surcoreano Kim Jong-hyun, fallecido el lunes 18 de diciembre de 2017 en Seúl a los 27 años en un aparente caso de suicidio, dejó una nota de despedida hecha pública hoy en la que detalla su estado depresivo.

La nota ha sido divulgada a través de la red social Instagram por la cantante Jang Hee-yeon, del grupo Dear Cloud y amiga cercana de Kim.

“Estoy roto por dentro. La depresión que lentamente me ha ido carcomiendo ya me ha devorado, y no he podido superarla. Es increíble lo mucho que duele. Nadie está más atormentado ni debilitado que yo”, dice la carta escrita por el vocalista fallecido.

Este texto, que se desconoce cuando fue escrito y enviado a Jang, también parece lamentar su exposición pública: “Volverme famoso probablemente no era mi destino. Me dicen que por eso lo estoy pasando mal… ¿Por qué lo elegí?”.

La cantante amiga de Kim consultó con su familia antes de hacer pública la misiva, que concluye con un mensaje muy similar al que el artista envió el lunes de su muerte al teléfono de su hermana, quien avisó a la policía. Los agentes acudieron a un apartamento alquilado por Kim en Seúl, donde lo encontraron ya inconsciente por aparente inhalación de gases.

“Dime que esto es suficiente, que lo hice bien. Incluso aunque no puedas sonreír, no me despidas echándome la culpa. Lo hiciste bien, lo hiciste bien. Adiós”, concluye la carta. La policía de Seúl ha optado por no realizar una autopsia, opción que también apoya la familia del artista, dados los claros indicios de suicidio. Kim debutó en mayo de 2008 como cantante principal de la formación SHINee, uno de los grupos masculinos de mayor renombre en el K-Pop, y a partir de ahí desarrolló una prolífica carrera también como solista y letrista, además de actuar puntualmente en cine y televisión.

Condolencias a los familiares de Kim y sus fanáticos más leales.

Fuente: EFE