Dragon Ball Super continúa desarrollando el Torneo del Poder, y en el Episodio 119, exhibido este fin de semana, parece que los productores no estaban en un buen día, después de todo, no uno, pero dos errores de continuidad fueron exhibidos.

Antes de continuar, vale resaltar que vamos a discutir spoilers del Episodio 119 de Dragon Ball abajo. Continúe con cautela.

Pues bien, durante el episodio, Goku y compañía fueron atacados por dos guerreros supuestamente invisibles, Gamisaras y Damon. El primero fue derrotado gracias al esfuerzo conjunto de Piccolo y Gohan, que llenaron al adversario invisible de polvo, haciéndolo así visible, pero no es de lo que nos referimos, sino a Damon.

Como usted debe recordar, Piccolo acabó siendo eliminado por él, siendo arrojado fuera de la arena por no conseguir golpearlo y rehacer sus ataques. Después de que los guerreros descubrieron su secreto, que en realidad era un insecto, Piccolo comenta que si él hubiera prestado atención al sonido, él habría vencido a Damon, como es posible ver en la imagen abajo:

Y aquí es donde queremos llegar. A diferencia de Goku y compañía, que son humanos o saiyajin, Piccolo es el luchador con la mejor audición de todos. Si ustedes recuerdan a Dragon Ball Z, cuando Mirai Trunks llegó del futuro, él contó a Goku que él era, en realidad, hijo de Bulma y Vegeta, y Piccolo lo oyó todo.

La escena puede ser revisada a continuación:

¿Cómo no conseguirá el sonido del insecto de manera más clara que todo el mundo? La eliminación de Piccolo pareció demasiado forzada, aún más para un guerrero como él, tan o más experimentado que Goku, y que siempre usó el cerebro tanto como los músculos para luchar.

Por desgracia no sirve llorar sobre la leche derramada, pero aún así, parece que la producción de Dragon Ball Super falló último episodio